Bogotá, D. C., mayo 3 de 2022. El superintendente nacional de industria y comercio, Andrés Barreto González, expidió una circular dirigida a proveedores de alimentos y bebidas, con el fin de aclarar que la reciente eliminación de uso de tapabocas, exigencia de carnet de vacunas y supresión de los menús o carta física, obliga a los establecimientos gastronómicos a implementar de forma inmediata las normas de protección al consumidor en cuanto al suministro de información, la información pública de precios y el precio de venta al público.

Barreto González explica que los protocolos de bioseguridad que sugirieron la eliminación de menús físicos, correspondió a una medida temporal y excepcional, que hoy no está vigente con la progresiva superación de los efectos de la pandemia covid-19, lo que hace que los códigos QR no sustituyan las normas vigentes del Sistema Único de Precios. Para respaldar el concepto, Barreto recordó que las normas de protección al consumidor habilitan herramientas digitales para verificar precios como una ayuda al consumidor y no como reemplazo de la lista visible de precios.

En consecuencia, el Superintendente exhortó de manera inmediata a que los establecimientos gastronómicos restablezcan la disponibilidad del listado público de precios visible antes del ingreso del consumidor, con el fin de que este pueda hacer una elección razonable. Para la accesibilidad a la información accesible mediante código QR, Barreto exige a los establecimientos proveerse de dispositivos lectores que garanticen el acceso a la información de precios de venta al público.

Texto de la circular emitida por la Superintendencia de Industria y Comercio

Como comentario final, Barreto González solicita a los establecimientos, abstenerse de exigir a los consumidores medidas de bioseguridad que no estén vigentes.